4 tendencias que determinan la inversión responsable

green-Investment

4 tendencias que determinan la inversión responsable

4 tendencias que determinan la inversión responsable 395 264 Climatetrade

Hoy en día, las emisiones de CO2 no sólo afectan al medioambiente, también afectan al atractivo de las empresas de cara a posible inversores.

La sostenibilidad es algo que ha venido definitivamente para quedarse. 

Durante 2019, la marcada preocupación pública sobre el cambio climático ha ocasionado un cambio en las  preferencias de muchos inversores institucionales y minoristas hacia activos relacionados con el clima.

En 2020, BlackRock, la mayor gestora global, con cerca de 7 billones de euros comunicó que “la sostenibilidad es el nuevo pilar de inversión” por lo que no solamente iba a buscar nuevas oportunidades en este sentido, sino que también dejaría de invertir en empresas del carbono.

Los gigantes Amazon y Microsoft también anunciaron un ambicioso plan al respecto. Su objetivo, en primera instancia, es alcanzar la neutralidad de CO2 y, más adelante, conseguir que sus emisiones de carbono sean negativas mediante la financiación de proyectos sostenibles que disminuyan esas emisiones.

¿Cuáles son las tendencias que marcarán la inversión responsable en 2020?

  1. Cumplimiento con el marco normativo 

Los reguladores del sector financiero llevan tiempo trabajando en este asunto, sin embargo, el 2020 es sin duda el año de entrada formal del cambio climático en los criterios de regulación de las inversiones.

Los distintos niveles de gobierno y administración ambiental, desde el internacional de

Naciones Unidas, los nacionales y pasando por el europeo, poseen unas obligaciones y directrices frente al cambio climático en materia de adaptación. Un claro ejemplo es el plan de reducción de emisiones de CO2. 

Sin lugar a duda, los fondos de inversión valoran significativamente aquellas empresas neutras en carbono.

  1. Transparencia 

Cada vez se presiona más a las empresas para que informen mejor de los riesgos y oportunidades que presentan con respecto al clima. Por ello, es de esencial que la transparencia sea el hilo que guíe sus estrategias de sostenibilidad a la hora de elaborar los reportes.

La confianza en las empresas debe extenderse a los aspectos que hoy en día constituyen temas sensibles para la sociedad. La lucha contra la corrupción,el soborno o los derechos humanos entre otros.

  1. Innovación

Se ha demostrado la necesidad de un cambio tecnológico a gran escala en las próximas décadas para alcanzar el objetivo internacional de estabilizar los niveles atmosféricos de gases de efecto invernadero (GEI) en valores que eviten los efectos peligrosos.

La innovación es clave para el desarrollo de nuevas tecnologías, procesos y mecanismos que nos ayuden a mitigar los efectos del cambio climático. Se trata de uno de los aspectos más atractivos a la hora de la toma de decisión en una inversión. 

  1. Integración de los Objetivos de desarrollo sostenible 

La inversión sostenible y responsable se ha convertido en una práctica común. Ya no basta con que un proyecto sea rentable económicamente, sino que impacte positivamente en la sociedad y el medioambiente.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible son una guía que permite a las empresas identificar si su impacto social, económico y medioambiental, aporta valor a la sociedad, y en consecuencia fortalecer su reputación y sus relaciones.

El objetivo es encontrar a aquellos activos que están mejor preparados para hacer frente a los retos del futuro y que, por tanto, cuentan con ventajas competitivas y negocios sostenibles. 

Todas estas tendencias confirman que, compañías, inversores y los gobiernos deben prepararse para una importante reubicación de capital por los riesgos del calentamiento global.